OliNo Energías Renovables

Just another WordPress weblog

Qué comemos, cuando se acabe el petróleo?

Publicado por Marcel van der Steen en Energías no renovables Añade comentarios

Nuesto sistema alimentaria se encuentra delante una crisis mundial sin precendente. Las vidas de cientos de millones, posiblemente miles de millones de personas está en peligro. Son la causa cuatro dilemas que ocurren simultáneamente y que son derivados de nuestra dependencia de los combustibles fósiles finitos.

El primer dilema consiste en el impacto directo de los precios del petróleo sobre la agricultura: diesel más caro para el tractor, los pesticidas caros, y costos más altos de transporte para todo que entra en y sale de la granja.


Montañas de oro de los combustibles fósiles

El segundo dilema es un resultado indirecto de los precios más altos del petróleo – la demanda crecida de biocombustibles conduce a los campos que antes destinados a los alimentos y ahora destinados a los cultivos energéticos, por lo que resulta que los alimentos se hacen más caros.

El tercer dilema es determinado por el impacto del cambio climático y fenómenos meteorológicos extremos causados por las emisiones de gases de efecto invernadero por la quema de combustibles fósiles.

El cambio climático es realmente el tema central de nuestro tiempo.

Sin embargo, el agotamiento de los combustibles fósiles complica el asunto y, si no somos capaces de resolver ambos problemas, puede ser que no logramos en dos frentes.

Finalmente, se presenta la degradación o pérdida de los recursos naturales básicos – en particular de la tierra vegetal y del agua dulce -, debido a altos volúmenes de producción con métodos no sostenibles, que estaban estimulados por décadas por la energía barata.


El agua dulce es un recurso natural que sera escaso.

Es honrado decir que con el advenimiento de los combustibles fósiles también se presentaron aspectos positivos. En los últimos años del siglo 19, alrededor de una cuarta parte de todas las tierras de cultivo británicos y estadounidenses sirvaron del cultivo de cereales, tales como la alimentación del caballo. Al cambiar de caballos en fuerza mecánica, esta área estaba libre para el cultivo de alimentos humanos.

En un siglo, el uso de combustibles fósiles en la agricultura ha crecido enormemente y demasiado. Medido en calorías se pierde totalmente la relación. Para producir una caloría de energía de los alimentos se necesita alrededor de 10 calorías de combustible fósil.


La agricultura es la producción en masa

Ahora estamos en una etapa que se acerca la cima de la producción de combustibles fósiles y nuestro comportamiento se debe ajustar a la disminución gradual de la cantidad de combustibles fósiles. También crecera continuamente el precio de estos combustibles debido a la creciente escasez de estos recursos; no hemos invertido suficientemente en el desarrollo de fuentes de energía alternativas. La cima de producción de los combustibles fósiles no se encuentra en el mismo momento en todos los países del mundo. En los EEUU el momento está ya 30 años detrás de nosotros, el petróleo del Mar del Norte ha pasado su punto máximo, en algunos lugares, sin embargo, aún no han llegado a la cima. A fin de cuentas, según algunos todavía hay un cierto crecimiento, pero no por mucho tiempo. El último pico en la extracción de petróleo crudo a nivel mundial fue en mayo de 2008, así que hace más de dos años. El repunte de la minería del carbón debe ayudar a llenar el vacío.

Mientras tanto, los precios de los alimentos se hacen cada vez más caros, hay almacenes de cereales de sólo 57 días; el nivel más bajo en 25 años. Alimentos más caros es bueno para los agricultores solamente cuando ellos no pagan mucho más para los combustibles fósiles, fertilizantes y pesticidas. Los agricultores con bajos insumos sobretodo ahora tienen una ventaja.

Los pobres en las ciudads sufren de todas formas de los precios de los alimentos.

Influencias de los biocombustibles

Los agricultores tienen que eligir con el venido de los cultivos energéticos; continuar cultivar alimentos humanos o cambiar a cultivos para energía con los cuales se gana más. En los EEUU, más del 20% del maíz sirve para la producción de etanol, se espera que en los próximos años este porcentaje aumenta al 25%. Resultado: el precio del maíz amentó, lo que afecta tanto el consumo humano que la ganadería. Hasta ahora los productos cultivados para consumo o generación de energía son los mismos. Pero esto puede cambiarse cuando se inventan y aplican versiones de productos optimizados para la generación de energía. Deste ese momento los agricultores tienen el dilema de eligir.

Fosfato

La disponibilidad de fosfatos de la minería, destinado como fertilizante para los campos, está en descenso. El pico de la producción mundial fue en 1989. Este mineral aún no esta exhausto, pero las fuentes más ricas ya están explotados, ahora estamos trabajando en la explotación de las fuentes menores y con precios significativamente más altos.

La agricultura ecológica

Estamos obligados por las circunstancias a volver a la agricultura, con poco o ningún uso de combustibles fósiles. La agricultura orgánica puede ser una respuesta, una respuesta que también conduce a un aumento del empleo en la agricultura. Otros aspectos vienen a la mente: el creciente uso de los conocimientos locales de los suelos, microorganismos, clima y agua, y las interacciones de plantas, animales y seres humanos.

Cuba era el primero

En los finales de 1980 los agricultores y los ciudadanos de Cuba experimentaron lo que significa una falta de
los combustibles fósiles. El peso corporal medio disminuyó notablemente y la malnutrición se generalizó. Las explotaciones agriculturales no rentables del estado fueron abolidos y se redistribuyó la tierra. El buey sustituyó el tractor. La agricultura ecológica con estiércol, con compost y con control natural de plagas y pestes creció. El cubano se convirtió en un vegetariano a cabo de la necesidad. Los salarios de los trabajadores agrícolas se elevó por encima del nivel de los trabajadores de oficina. Huertos urbanos e incluso jardines en los tejados aparecieron. Así evitaron una grave hambruna.


¿Cómo se cambió Cuba bruscamente en una economía libre de petróleo?


Poder de la comunidad: Cómo Cuba sobrevivió Peakoil

Por cierto, los Transition Towns se ocupan también de las siguientes cosas: compartir conocimientos, la sensibilización de la gente, esneñar como tomar medidas por sí mismas para empezar con su propio cultivo de alimentos o hacer conexiones con los granjeros locales.

El punto de cambio en la vista

En los EEUU se hicieron los primeros pasos. Recientemente, en Oakland en el estado de California, se tomó una decisión política que en el año 2015, al menos el 40 % de las verduras comidas por la gente en la ciudad provienen de dentro de un radio de 80 km alrededor del centro de la ciudad.

Heinberg, incluso espera que la tracción animal volverá a estar de moda con una preferencia por el buey sobre el caballo; los caballos prefieren granos que nosotros humanos también comemos y son por eso nuestros rivales. Tanto más se desaparecen los tractores, menos es la necesidad de la escala grande en la agricultura y así se cambia también el paisaje.

Heinsberg prevede que las personas de en cien años, utilizarán todos alimentos orgánicos, por necesidad, porque los combustibles fósiles se han perdido.

Sobre todo esto, Richard Heinberg hizo una conferencia el 22 de noviembre de 2007 en el Hall Central, Westminster, Londres.

El texto completo de su conferencia está disponible en la página web de Richard Heinberg, ¿Qué vamos a comer cuando se acabe el petróleo?

Fuente: Grupo de Trabajo para la Agricultura Justo y Responsable Wervel

Deja un Mensaje

 

WP Theme & Icons by N.Design Studio
Política de Privacidad Entries RSS Comments RSS Log in